Migración del “Triángulo Norte” a Costa Rica, el Refugio de Centroamérica

November 18, 2016

Desde su independencia en 1821, Costa Rica se ha mantenido como uno de los países centroamericanos con menor cantidad de conflictos graves. Esa estabilidad, sumada a condiciones económicas favorables, han hecho que el país haya sido y sea un refugio para muchos inmigrantes centroamericanos. Durante los años setenta y ochenta, por ejemplo, fue el refugio de muchos nicaragüenses que huían de la dictadura de los Somoza primero, y de la revolución sandinista después (Adolfo, 2009). Conocida como “la Suiza de América”, actualmente cerca del 9 por ciento de su población son inmigrantes, según los datos recopilados por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Actualmente hay un influjo nuevo de inmigrantes de El Salvador, Honduras, y Guatemala. Conocidos como el “Triángulo Norte”, estos tres países han experimentado mucha adversidad social e inestabilidad política desde 2010. Además, la tasa de violencia y la presencia de pandillas en esta región ha aumentado mucho, lo cual se ve en los porcentajes de asesinatos. En 2015, El Salvador tenía 104 homicidios por cada 100.000 habitantes, un asombroso salto de 67 por ciento. Las cifras de Guatemala y Honduras disminuyeron en 2015 pero todavía se quedaron a 36 y 54 homicidios por cada 100.000 habitantes, respectivamente. Estas cifras son muy altas en comparación a países donde ya existen altas tasas de homicidio, como Estados Unidos, donde  hay 4 homicidios por cada 100.000 habitantes (AFP, 2015). Este nivel de violencia ha provocado una migración hacia Costa Rica y  Estados Unidos (Zong & Batalova, 2015). Además, Costa Rica también ha experimentado un influjo de Haitianos, Congoleses, Ghaneses, y Senegaleses (Kahn, 2016).

Parte de la inmigración se explica porque muchos refugiados están buscando asilo en los Estados Unidos y están quedándose en Costa Rica hasta que sus solicitudes estén aprobadas. Por lo anterior, Costa Rica está viviendo algo parecido a lo que muchos países europeos están experimentando con la inmigración de 11 millones de sirios.

Consecuencias

Naturalmente, la alta migración tiene consecuencias para la población local. El flujo de inmigrantes ha creado un desafío para Costa Rica, la cual necesita hospedar a los refugiados y proveerles alimentos básicos y albergue en el corto plazo. Sin embargo, las ideas extremas como la deportación masiva o cerrar las fronteras no están en discusión para el gobierno. Según el actual presidente, Luis Guillermo Solís, el asunto es algo que tiene que enfrentar de manera colaborativa. “La colaboración estrecha y coordinada entre los países de origen, tránsito y destino es necesaria en áreas de garantizar mecanismos que preserven la seguridad y dignidad de aquellos que migran, eliminando así los muchos peligros que enfrentan durante sus travesías,” expresó en su discurso en la Reunión de Alto Nivel sobre Movimientos Masivos de Refugiados y Migrantes de la Organización de las Naciones Unidas (Cambronero, 2016). Por ello, Solís se reunió con el presidente Obama, y su vicepresidente Biden para organizar apoyo. Los Estados Unidos ya ha enviado recursos para apoyar el gobierno costarricense en sus esfuerzos y está trabajando para reasentar algunos de estos refugios en los Estados Unidos.

Mientras Costa Rica está resolviendo este fenómeno de migrantes, algunos de sus ciudadanos están preocupados por la falta de recursos para el resto del país. Esto tiene una historia, porque muchos nicaragüenses viviendo en Costa Rica todavía ocupan los puestos más bajos de la sociedad y muchos costarricenses los culpan por problemas sociales como la inseguridad y problemas sanitarios. Y con el empujón de violencia de arriba hacia abajo desde el Triángulo Norte, las estadísticas demográficas podrían cambiar mucho a medida que los guatemaltecos, salvadoreños y hondureños se dirigen hacia su vecina del sur, Costa Rica.

Como consecuencia, para enfrentar el asunto migratorio va a ser imprescindible el desarrollo de normas de reasentamiento y control del flujo de inmigrantes en el país. Como la nación ya tiene fama de ser muy acogedora, este desafío va a poner a prueba los indicadores sociales y macroeconómicos del país. Por el momento, parece que seguirá  predominando la hospitalidad de la cultura costarricense, la misma que hace que sus ciudadanos frecuentemente saluden con un alegre “pura vida”.      


Referencias:

UNDP Human Development Report 2015 (ed.).Costa Rica - Country Profile: Human Development Indicators (en inglés). UNDP. Consultado el 22 de enero de 2016.

Adolfo Gatica López, G. (2009). ESTUDIO MIGRATORIO DE COSTA RICA [Scholarly project]. Retrieved November 10, 2016, from http://www.sinfronteras.org.mx/attachments/article/1292/COSTA_RICA.pdf 

Arias, L. (2014). Costa Rica has the highest percentage of migrant population in Latin America, study finds -. Retrieved November 10, 2016, from http://www.ticotimes.net/2014/11/23/costa-rica-has-the-highest-percentage-of-migrant-population-in-latin-america-study-finds

AFP. (2016, January 05). Northern Triangle violence: 17,422 homicides in 2015. Retrieved November 10, 2016, from http://www.ticotimes.net/2016/01/05/central-americas-violent-northern-triangle-registers-17422-homicides-in-2015

Zong, J., & Batalova, J. (2015, September 2). Central American Immigrants in the United States. Retrieved November 10, 2016, from http://www.migrationpolicy.org/article/central-american-immigrants-united-states/

Kahn, C. (2016, September 1). Costa Rica Becomes A Magnet For Migrants. Retrieved November 10, 2016, from http://www.npr.org/sections/parallels/2016/09/01/492066728/costa-rica-becomes-a-magnet-for-migrants

Cambronero, N. (2016, September 19). Luis Guillermo Solís: Países tienen 'la obligación moral de aportar' en solución de crisis migratoria. Retrieved November 10, 2016, from http://www.nacion.com/nacional/politica/Luis-Guillermo-Solis-Paises-migratoria_0_1586241424.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About Author(s)

Daniel Snyder
Daniel Snyder is a senior at the University of Pittsburgh working as a Panoramas intern. He is studying Economics and Spanish, as well as earning a minor in Portuguese and a certificate in Latin American studies. During the summer of 2016 he conducted research in Fortaleza, Brazil through the CLAS Field Trip and also studied abroad in Lima, Peru.