Crisis Política en Guatemala: la Población Despierta y el Gobierno Tambalea

Tuesday, May 12, 2015 - 08:00

La renuncia de la ahora ex Vicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti, ocho meses antes de concluir su mandato, es una muestra de los efectos del poder ciudadano y de las redes sociales. Un hecho histórico y que deja precedentes para la clase política que competirá en las elecciones el próximo 6 de septiembre.

La población despertó, se cansó de ver saquear al Estado y salió a las calles a manifestar. Cuatro manifestaciones pacíficas se han llevado a cabo desde el 16 de abril luego de que salió a la luz pública una estructura criminal llamada La Línea. Esta estructura defraudó millones de quetzales al Estado, bajo el liderazgo del ex Secretario Privado de la Vicepresidencia, Juan Carlos Monzón Rojas, hoy prófugo de la justicia.

Desde el 25 de abril que se realizó la primera manifestación, la población demandaba la renuncia del binomio presidencial pero con más afán sobre la Vicepresidenta, de quien ya se escuchaban rumores y publicaciones de prensa sobre el aumento de su patrimonio. Las sospechas sobre implicaciones de la ex vicemandataria en las actividades ilícitas de su ex secretario privado crecían, sobre todo porque ella se encontraba en Corea del Sur junto a Monzón Rojas cuando estalló la noticia. Él se escapó y Baldetti dio la cara a los medios de comunicación dos días después de regresar de su viaje, asegurando que no sabía dónde estaba su ex funcionario.

El Caso La Línea sacó a luz una red compuesta por funcionarios del Estado al más alto nivel, trabajadores de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) empresarios, jueces y operadores particulares, incrustados en el sistema por años. Como resultado, hubo baja recaudación fiscal y por ende el Estado no tenía efectivo para pagar salarios y comprar insumos en hospitales, por ejemplo. Lo que más molesta a la ciudadanía es que ante el argumento de no tener captación de fondos, se establecieron más impuestos a la clase media y trabajadora.

Antes de conocerse este caso de defraudación tributaria,  ya se habían dado señalamientos de corrupción y tráfico de influencias alrededor de la ex Vicemandataria. Además, días antes el Gobierno había dejado claro su intención de no ampliar el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), instancia que fue creada para investigar estructuras criminales en el Estado. Precisamente esta organización y el Ministerio Público dieron a conocer este escándalo de corrupción. Ante la presión popular, el funcionario se tragó sus palabras y anunció el Convenio de ampliación de este ente investigador.  

23 Días Para la Caída

Pasaban los días y la Vicepresidenta seguía en el cargo y el Gobierno descartaba su renuncia. No obstante, la furia popular aumentaba cada vez más, tanto que la élite económica salió también a pedir la renuncia de la mujer más poderosa del gobierno. La presión crecía en los medios de comunicación y en las redes sociales, grupos religiosos, civiles, políticos y estudiantes universitarios se sumaban a las protestas y demandas de renuncia del binomio presidencial.

Unido a eso, dos partidos políticos de oposición presentaron un antejuicio para retirarle la inmunidad a Baldetti, a lo que la Corte Suprema de Justicia dijo que sí y en el Congreso de la República se vieron obligados a darle trámite. El Congreso conformó una comisión que la investigaría para determinar si era enviada a los tribunales de Justicia, pero antes que eso sucediera, el viernes 8 de mayo, el Presidente de la República informó de la renuncia de la Vicepresidenta, la caída, para muchos.

El Gobierno sigue sumido en una crisis de la que no se levanta, cualquier propuesta que haga el Presidente no tiene credibilidad en la población. Todos los días se especulan historias alrededor de este escándalo. Lo que es cierto es que el partido de gobierno podría morir en las próximas elecciones, ya que las primeras bajas se dieron tres días después del escándalo. Alejandro Sinilbaldi, un joven político aspirante a Presidente, junto a otros miembros del partido dijeron adiós en medio de los señalamientos contra Baldetti, mientras otros más saltaron del barco antes de que se hundiera y rápidamente se aliaron a otros partidos.

Esta explosión ciudadana también ha afectado a los partidos políticos, pues nadie quiere saber de sus campañas, ya que la mayoría que corren para las próximas elecciones son grupos reciclados. Más de lo mismo. El más afectado podría ser el partido Líder, favorito en las encuestas, ya que su presidenciable Manuel Baldizón ha generado una antipatía entre la clase urbana informada. Su aprovechamiento de esta crisis no le ha servido de mucho, pues en los últimos meses se había aliado con el partido de gobierno.

Los hashtags #RenunciaYa #CasolaLinea #EstoApenasEmpieza, son algunos de los más repetidos en las redes sociales en Guatemala. La gente no para de hablar del tema y de indignarse cada vez que aparece una noticia nueva de la ex Vicepresidenta.

Pero #EstoApenasEmpieza porque la población seguirá protestando. Para este fin de semana se espera una manifestación grande en el centro histórico de la ciudad. Hay quienes señalan que es el momento justo para reformar la ley electoral y no permitir que los mismos se elijan. Otros aducen que este es un mensaje para los próximos gobernantes, de que no se consentirá la corrupción, un tema que ahora se ha vuelto la bandera política de los candidatos.

About Author(s)

Conié Reynoso
Conié Reynoso is a journalist from Guatemala. She has covered topics related to politics and justice in her home country and has worked with the Pan American Health Organization. She studied communication sciences at the University of San Carlos and did a master in communication and policy at Panamericana University in Guatemala. She is also founder and member of Biciudad, an organization that promotes the use of bicycles and road safety laws in Guatemala.