Bloqueo de EE.UU. le ha costado a Cuba más de 116.000 millones de dólares

Wednesday, September 17, 2014 - 08:00

Cuba asegura que el embargo de Estados Unidos le ha costado alrededor de $116.000 millones (USD) a la isla desde que se estableció, en 1962. En una declaración realizada el nueve de septiembre en la ONU, la nación caribeña añadió que sólo en el último año el embargo le reportó pérdidas por $3.900 millones  (USD). El viceministro de relaciones exteriores, Abelardo Moreno, aseguró que en promedio Cuba pierde $2.000 millones anuales (USD) como consecuencia de las restricciones de viajes entre los dos países.1

Estados Unidos ha mantenido desde 1962 un bloqueo que consiste en sanciones comerciales, económicas, y financieras a la isla. Las únicas exportaciones de Estados Unidos que no están sujetas al embargo son los envíos de medicina, comida y productos agrícolas. Aunque Washington ha relajado las limitaciones para viajar a la isla en años recientes, el bloqueo económico sigue teniendo serias consecuencias sobre Cuba.2

En 1992 el Congreso de Estados Unidos aprobó la ley “Democracia Cubana”, la cual endureció el bloqueo como una manera de presionar para que exista una transición democrática en la isla. Como consecuencia de esta ley, el gobierno del Presidente Bill Clinton (1993-2001) declaró que las empresas subsidiarias de compañías y organizaciones estadounidenses también están sujetas al embargo. De esta manera, Estados Unidos se arrogó el derecho a establecer sanciones a Cuba de manera indirecta.3

Recientemente se dio un caso que refleja este tipo de sanciones indirectas, donde las instituciones financieras de los Estados Unidos tienen capacidad para afectar el comportamiento de bancos de terceros países.4 El Banco de Irlanda anunció hace pocos días que no va a realizar transacciones financieras con Cuba, a pesar de que actualmente todos los países de la Unión Europea (UE) pueden legalmente negociar y realizar transacciones con Cuba. La medida fue interpretada como una prevención destinada a  evitar sanciones relacionadas al embargo de Estados Unidos y que en los últimos años han afectado a destacadas instituciones financieras. Por violar el embargo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos multó en julio pasado al banco BNP Paribas por $140 millones (USD), en 2012 el banco inglés HSBC pagó $665 millones (USD) y en 2011 el banco holandés ING recibió una multa por más de $619 millones (USD).5    

A nivel internacional el bloqueo es ampliamente impopular. En cada uno de los últimos 22 años la Asamblea General de Naciones Unidas ha firmado una resolución condenando el bloqueo. El año pasado 188 países firmaron la resolución y solamente Estados Unidos e Israel se opusieron.3 A pesar de la amplia condena internacional al embargo, Naciones Unidas no tiene capacidad para evitar el bloqueo, que, de hecho, fue extendido una vez más la semana pasada por el Presidente Barack Obama.1    

 


 Fuentes: 

1. Reuters. “Cuba calculates cost of 54yr US embargo at $1.1tn.” Disponible en:http://rt.com/business/186528-cuba-embargo-economic-damage/

 2. United States Congress. “Cuban Democracy Act.” Disponible en:

http://www.treasury.gov/resource-center/sanctions/Documents/cda.pdf

 3. United States Department of the Treasury. “What You Need To Know About The U.S. Embargo.” Disponible en:

http://www.treasury.gov/resource-center/sanctions/Documents/tab4.pdf

 4. Miami Herald. “Cuba calls U.S. fine on bank ‘an abuse.’” Disponible en:

http://www.miamiherald.com/2014/07/03/4216907/cuba-calls-us-fine-on-bank-an.html

 5. Irish Independent. “BoI bans trade with Cuba after US ruling.” Disponible en:

http://www.independent.ie/business/irish/boi-bans-trade-with-cuba-after-us-ruling-30402541.html

Photo taken by Stewart Cutler. Sept. 1, 2009.

 https://www.flickr.com/photos/swryv/3887380691/in/photostream/

About Author(s)

Connor Weber
Connor Weber is an undergraduate senior at the University of Pittsburgh where he majors in Political Science along with a minor in Spanish and a certificate in Latin American studies. In the Spring of 2013 he studied abroad in Cuba for the semester as part of the program Pitt in Cuba. His time there greatly shaped his interest in U.S. foreign policy and U.S. & Latin American relations. He currently works as an intern for Panoramas and is eager to conduct research this summer in Costa Rica.